Mirabai Ceiba de nuevo en Madrid (7 de mayo 2013), breve historia de Mira Bai y la Ceiba.

1 03 2013
  • Hommme

Mirabai Ceiba vuelve de nuevo a Madrid, un año y poco después de su última visita. “La unión sagrada de lo femenino y masculino a través de una hermosa danza de voces e instrumentos entre Angelika Baumbach y Markus Sieber.” Tenéis toda la información en el cartel de abajo. Las entradas están a un buen precio (15 euros) hasta el 15 de marzo. La fecha del concierto, cae en martes. Ya veremos qué hacemos con las clases de ese día.

Mirabai presenta el nuevo album « Entre las orillas de nuestras almas »: Una hermosa fusión de mantras de Kundalini Yoga, cantos sagrados y canciones de amor con letras de la poesia de RumiKahlil GibranHay un espíritu gentil y de expansión en la música de Mirabai Ceiba. Los delicados sonidos del arpa, piano y guitarra se entrelazan con voces y sonidos celestiales. Sus conciertos son celebraciones grupales de paz, alegría y amor, que personifican la profunda creencia del dúo de que la música es un lenguaje que une a la gente, culturas y tradiciones del mundo.

Mira Bai 2     El nombre de este maravilloso grupo de mantras (http://www.mirabaiceiba.com/es/), se forma con dos palabras. La primera de ellas, Mirabai, se refiere a Mira Bai ó Mirabai(1498, Kudaki – 1546, Dwarka); fue una princesa rashput y asceta hinduista, cuyas canciones son populares en el norte de la India. Nació en Kudki, una aldea cerca de Merta (en Rajastán), actualmente en el distrito de Pali. Su padre era Ratan Singh, descendiente de Rao Rathor (el fundador de Jodhpur). Cuando Mira tenía 3 años de edad, un sadhu llegó a su hogar y le dio a su padre una pequeña deidad de KrishnáSu padre lo consideró una bendición especial, e instaló la deidad en el altar familiar. Mira quedó profundamente apegada a esa deidad, y se negó a comer hasta que ésta le fuera entregada. Tras conseguirla, comenzó a vivir para su muñeco de Krishná: lo vestía, le cantaba, le hablaba y sólo comía la comida que antes le había ofrecido en un plato. Resolvió convertir a Krishná en su único amigo, amante y esposo. A lo largo de su turbulenta vida, nunca olvidó esta relación con su estatuilla.

     Pronto sus padres la casaron (una costumbre común hasta el día de hoy en la India). El esposo de Mira murió pronto, en las batallas contra los invasores mogules. El suegro de Mirabai, Rana Sanga, le ordenó a la joven que se suicidara (el rito satí, que hasta mediados del siglo XX era obligatorio en la India). Mirabai escapó de su hogar hacia Vrindávana, la tierra de Krishná. Para ella su verdadero esposo no había muerto.Mira Bai

     De acuerdo con la leyenda, Mirabai dedicó su vida a Krishna tras la muerte de su esposo en Maya. Albergó sadhús y peregrinos en su templo privado dedicado a Krishna y le compuso
a éste, cantos de devoción ó Bhajans, una ocupación poco ortodoxa para una viuda (que en la India son profundamente despreciadas). Sus poemas aluden a dos atentados contra su vida, ambos milagrosamente fallidos. Cuando una delegación de brahmanes intentó regresarla al reino de su esposo, ella desapareció.

Sólo dos poemas llevan su firma. Estos quedaron anticuados antes del siglo XVIII, pero su historia es la más famosa de entre los santos y santas del norte de la India. Sus canciones expresan el anhelo de unificar el Ser Individual con el Ser Universal, representado por Krishna. Para Markus y Angelika el nombre “Mirabai” representa una exploración, devoción e inspiración en todos los aspectos de la divinidad.

Poemas de Mirabaihttp://www.poetseers.org/the-poetseers/mirabai/poems/

     La Ceiba, originario de Centroamérica, era considerado un árbol sagrado entre las diferentes culturas Prehispánicas del área de Mesoamérica, tales como mayas, pipiles, nahuas, taínos (Puerto Rico), entre otros. Actualmente, lo sigue siendo en la afrocubana yoruba. También se venera en algunas de las etnias amazónicas del Perú, pues se dice que allí viven ciertas deidades de la selva.

ceiba     Según la cosmovisión de estos pueblos indígenas, la ceiba o Yaaxché, como le llaman en el idioma maya, el universo está estructurado de tres planos, los cuales se comunican a través de la ceiba sagrada.

     Asimismo, de acuerdo a la creencia maya, son las ramas de este árbol las que permiten la apertura de los 13 cielos.

     Precisamente por la importancia que este árbol representaba para el pueblo maya y otros pueblos mesoamericanos, estos acostumbraban sembrarla en las plazas de sus ciudades. Esto se hace evidente en la antigua ciudad maya de Tikal, donde se encuentran varios ejemplares de esta especie.

     “Deseamos que nuestra música sea como la Ceiba”, dicen Markus y Angelika, “con sus raíces que van profundo en la Madre Tierra y con sus ramas que se extienden lejos, tan lejos como el Padre Cielo”.

     Aquí podéis disfrutarlos cantando el Ardas Bhaee:

     http://www.youtube.com/watch?v=7P1QcCtnIaE

Mirabai