Viaje del Espíritu (Pronóstico numerológico para el 2013)

22 01 2013

 

  • Hari Nam Kaur Khalsa el 31 de diciembre de 2012 (Traducción realizada por servicio para APKY por Shabd Dev Kaur)

Hari Nam Kaur Khalsa¡Un grande y glorioso saludo de año nuevo a todos! Ahora nos  encontramos de lleno en el amanecer de una nueva era en el planeta Tierra. No casi,  bastante o cerca. ¡Estamos en ella! El año  calendario 2013 nos invita a responder a la pregunta, “¿qué experiencias deseas realmente tener  en tu vida?” Hay un gran poder de manifestación en este año ya que el número total es un 6 (2+0+1+3 = 6). El número 6 es la psique proyectiva, que es la capacidad de las fuerzas de nuestra proyección mental, física y espiritual en una línea, o frecuencia de pensamiento. El número 6 representa la Línea de Arco, o halo, y nuestra capacidad  para sentirnos protegidos,  incluidos  y conscientes. Una Línea de Arco fuerte nos da la capacidad para “reconocer el campo” y leer correctamente las intenciones de las personas, así como para movernos con facilidad en entornos cambiantes. Un atleta puede ser físicamente fuerte y tener resistencia; sin embargo es el jugador con la Línea de Arco fuerte quien  será capaz de prever los movimientos de los adversarios. Su “sexto sentido” le permitirá  anticipar sus avances y marcar tantos en favor de su propio equipo.

El número 6 siempre trae un quehacer a la vida, de modo que este es un año para ponerse en marcha. El clásico dicho: “Trabaja de manera más inteligente, no de manera más intensa” es el lema para 2013. Concéntrate, dedícate, acaba y descansa,  es un buen plan de 4 puntos para poner en práctica en su día a día. Hacer muchas cosas a la vez, tan sólo nos llevará a tener que reordenarnos más tarde.

Vivimos en un mundo de polaridades, y aquellos de nosotros lo suficientemente afortunados como para tener  dones espirituales, éste promete ser un gran año. Sin embargo, nobote slavavidas todos son tan afortunados (¡todavía!), y es aquí donde debemos despertar. Estamos en el centro de un Titanic cultural, donde la conciencia anterior prevaleciente dispuso de botes salvavidas suficientes tan sólo para una fracción de los pasajeros. ¿Dónde está la mayor pérdida? Ante todo entre nuestros jóvenes, por la cantidad de familias deshechas,  y los enfermos mentales.

Estamos luchando como humanidad  para encontrar nuestra nivelación y equilibrio en relación con nosotros mismos, nuestra  familia y la comunidad. Para muchos en estos tiempos, el sentido de familia existe más en torno a las amistades y la comunidad, que respecto de su verdadera familia.  Es un fenómeno creciente que he observado a través de los años, y el punto clave pareciera ser, “Ya no toleraré más maltratos, tan sólo para sostener  la ilusión de pertenecer a una familia sana”. Este punto de vista está llevando a muchas personas a buscar otras formas de apoyo y conectividad, fuera de la estructura familiar tradicional. Los grupos religiosos, espirituales y de intereses especiales se dispararán durante 2013, ya que muchos sentirán: “Tengo que encontrar a mi gente, sé que pertenezco a algún  lugar”. El grupo heavy Linkin Park tuvo éxito en 2003 con la canción “Somewhere I Belong”(“Pertenezco a algún lugar”). Muy emocionantes son las líneas, “Me quiero sanar, quiero sentir que estoy cerca de algo real. Quiero encontrar algo que he deseado todo el tiempo. Pertenezco a algún lugar”.

jóvenesLo que personalmente encontré interesante fueron las observaciones publicadas en un sitio web de música que creó un foro para comentarios sobre la canción. Algunas de las personas que dijeron que ésta era su canción favorita, tenían nombres de usuarios como “Silencio obscuro” y  “Vampiro ciego”.  Es importante que tengamos una mayor participación con nuestros jóvenes y los problemas emocionales con los que están luchando. Un hombre joven y enfadado puede canalizar su dolor  en una canción poderosa creando conciencia y conexión con otras personas, o bien puede escoger la ejecución de un acto de violencia. Ahora estamos en una encrucijada social en la que tenemos que desarrollar una mayor conciencia y espiritualidad para ayudar a nuestros jóvenes “en riesgo”. Un diálogo consciente sobre estos temas comenzó en diciembre de 2012 y debe continuar en el año nuevo.

En caso de que algunos de ustedes estén preocupados por el número 13 que aparece en el calendario, permítanme tranquilizarlos. Trece es un número muy poderoso en la ciencia de la numerología, y representa “El poder de la palabra”. Esto significa que lo que dices va a pasar. Nuestras palabras dichas tendrán un mayor poder de cumplirse y hacerse realidad este año debido a la presencia del 13 en el ciclo anual. Téngalo presente, ya que esto sin duda puede manifestarse en una polaridad positiva o negativa, y el punto clave es nuestra intención. Podemos destrozar el corazón de otra persona, o reparar y sanar, a través de la intención de nuestras palabras. Permítanse trabajar con esta conciencia durante el año nuevo, y vean qué milagros puede crear para ustedes y sus seres queridos. Este es el año en que, como una conciencia colectiva en el planeta Tierra, podemos empezar a cambiar las cosas y  alcanzar el “Efecto del centésimo mono” (fenómeno en el que se supone que un comportamiento aprendido se propaga rápidamente desde un grupo de monos hasta todos los monos, una vez que se alcanza un número crítico de iniciados. Por generalización se refiere a que la difusión instantánea de una idea o habilidad para el resto de la población se produce una vez que una cierta parte de esa población ha oído hablar de la nueva idea o aprendido la nueva habilidad mediante algún proceso desconocido en la actualidad más allá del alcance de la ciencia), llevando la intención global hacia la paz y la reconciliación. Es realmente posible, y nuestra inteligencia colectiva tiene la habilidad de transformar la marea anterior de indiferencia en una ola regeneradora de compasión  y  acción consciente.

En palabras de la Madre Teresa:

“Insistamos cada vez más  en la recaudación de fondos de amor, de bondad, de comprensión, de  paz. El dinero vendrá si buscamos primero el Reino de Dios; el resto vendrá por añadidura”.Teresa de Calcuta