Mantras cantados en clase, Ajai Alai (18) y los frontones Jai Alai

26 06 2011
  • Hommme

Ajai Alai

Ajai Alai Abhai Abai Abhoo Ajoo Anaas Akaas Aganj Abhanj Alakkh Abhakkh Akaal Dyaal Alaykh Abhaykh Anaam Akaam Agaaha Adhaaha Anaathay Pramaathay Ajonee Amonee Na Raagay Na Rangay Na Roopay Na Raykhay Akarmang Abharmang Aganjay Alaykhay

Traducción:
Ajai AlaiInvencible, Indestructible.
Abhai Abai – Sin miedo, En todas partes.
Abhoo Ajoo – No formado, No nacido.
Anaas Akaas – Imperecedero, Etérico
Aganj Abhanj – Irrompible, Impenetrable.
Alakkh Abhakkh – Invisible, Libre de necesidades.
Akaal Dy-aal – Inmortal, Compasivo
Alaykh Abhaykh – Indescriptible, Despojado.
Anaam Akaam – Sin identidad, Libre de deseo.
Agaah Adhaah -Impenetrable, Indañable.
Anaathay Pramaathay – Sin maestro, Destructor de todo.
Ajonee Amonee – Más allá del nacimiento, Más allá del silencio.
Na Raagay Na Rangay – Más allá del amor, Más allá del color.
Na Roopay Na Raykhay – Más allá de la forma, Más allá de la figura.
Akarmang Abharmang – Más allá del karma, Más allá de la duda.
Aganjay Alaykhay – Inconquistable, Indescriptible.

Podéis escuchar la versión de Mirabai, en Gurmukhi y castellano:

http://www.youtube.com/watch?v=fOU_mXWKzPs

El cantar este mantra nos ayuda contra la depresión y la ira.

 Yogui Bhajan dijo que éste era el mantra de la paz y la sanación, ya que es capaz de atravesar todos los bloqueos y la negatividad.

Este mantra proviene del Jaap Sahib y fue escrito por Guru Gobind Singh, el 10º Gurú Sikh, el cual despierta el alma y el ser. Trae gran sensibilidad al Ser y le da la capacidad de computar de manera automática lo que las personas están diciendo verdaderamente.

Una vez recitas este mantra correctamente, te dará el poder de que cualquier cosa que digas sucederá. Cuando cantas este mantra, tú tienes el poder de superar lo que sea.

Cuando escuché por primera vez hace años el nombre de este mantra, conecté al instante con el Euskera. (¿Habrá alguna conexión entre el gurmukhi y el Euskera?). Jai Alai, sin la a, quiere decir literalmente “Fiesta alegre”. Muchos frontones de pelota vasca y de cesta punta se llaman así, como el de Gernika-Lumo, el más conocido y situado en la emblemática ciudad vasca; fue construído por el arquitecto bilbaino Secundino Zuazo en 1963. Los emigrantes vascos fundaron frontones con este nombre por todo el mundo: Tijuana (México), St Louis, Miami, Tampa (EEUU), Filipinas, Cuba y… Madrid.

Durante el último cuarto del siglo XIX, la pelota vasca fue quizá el deporte más de moda de la sociedad madrileña, lo que hizo que empezáran a proliferar numerosos frontones por las calles de la ciudad.  El primer y -sin ninguna duda- más importante de los frontones madrileños fue el Jai Alai, creado en 1891 en el número 60 de la calle Alfonso XII. Pronto le seguirían el Fiesta Alegre, el Euskal Jai, o el Beti Jai, entre otros. Con el siglo XX, aquellos improvisados pelotaris madrileños empezaron a convertirse en futbolistas, lo que supuso el cierre de la mayoría de estos frontones. El Jai Alai, en concreto, fue utilizado a finales de los años veinte para la celebración de asambleas políticas, así como de caserón de coches… hasta quedar semidestruido.

En el año 1994 se constituye en Madrid la “Sociedad Frontón Jai-Alai Madrid”, (…) que pretendía la rehabilitación del frontón. El entonces altruista objetivo no era otro que recuperar el edificio y reintroducir el Deporte de Pelota en la capital. La “Sociedad Frontón Jai–Alai Madrid”, acaba perfilando el Proyecto de recuperación del “BETI JAI”, en estado casi ruinoso, con objeto de salvar un Monumento arquitectónico, en su día declarado Bien de Interés Cultural (B.I.C.) por el Patrimonio Nacional (11-02-1991). Todo ello conlleva innumerables y prolijas gestiones que culminan en la Alegación presentada al Plan General de Urbanismo de Madrid (P.G.O.U.M) (12/10/1995) con resolución satisfactoria en cuanto a la conservación arquitectónica del edificio y su uso principal como Juego de Pelota. Posteriormente, esta Sociedad cambia de denominación a la de “Frontón Beti-Jai S.L.”.

Se producen múltiples gestiones con entidades públicas y privadas para este fin pero no acaban de fraguar. Finalmente se entra en contacto con varias personas, alguna de las cuales gestionaba varios frontones en el País Vasco. Dada su dilatada experiencia en la gestión de éste tipo de espacios el futuro del Beti-jai, al contrario que en años anteriores, parecía ver la luz.  De nuevo se abre la esperanza de abrir un frontón en Madrid y recuperar el juego de pelota. El Proyecto contemplaba no sólo la explotación industrial del frontón -ingresos a través del espectáculo de pelota y las apuestas-, sino la dotación polideportiva para uso público ciudadano –tan escaso de instalaciones en Chamberí-, el alquiler del espacio para eventos diversos, etc, etc … todo aseguraba el éxito de la operación y el fututo del Beti-jai. Pero no todas las historias tienen final feliz.

Se pueden encontrar también bares y restaurantes de comida vasca por todo el mundo con el nombre de Jai Alai. Normalmente regentado por vascos;  es un sello de comida vasca.

Anuncios