Subida navideña al Gorbea

30 12 2010
  • Hommme

Como casi todos los años, he pasado la Nochebuena en Vitoria. Aparte de disfrutar de la familia y como ya es costumbre en la cuadrilla, he subido el Gorbea con los amigos. Es una antigua tradición vasca la de subir en fechas navideñas este hermoso monte de 1.482 metros. El monte Gorbeia (en euskera) es la cumbre más alta del macizo montañoso del mismo nombre, situado en los Montes Vascos, a caballo entre las provincias de Álava (Araba) y Vizcaya (Bizkaia). Su cima está coronada por una cruz metálica de 17,23 metros de altura cuya estructura recuerda a la Torre Eiffel. Dos patas de dicha cruz se encuentran en Alava y las otras dos en Vizcaya.

El Gorbea es un tradicional punto de referencia del montañismo vasco y corazón del Parque Natural del Gorbea. La relativa bonanza de su escalada, su ubicación y su variada accesibilidad tanto desde la parte alavesa como de la vizcaína, han hecho del Gorbea probablemente, el monte más famoso entre los vascos.

Subir el Gorbea en diciembre no es empresa fácil. Y este año aún menos, pues las recientes nevadas iluminaban el monte desde muchos kilómetros a la redonda. Al encontrarnos a las 8 de la mañana los termómetros rozaban los -10ºC. Y se confirmaban las predicciones de día despejado. La idea de encontrarnos con nieve, sol y naturaleza en su máximo esplendor, animaba la aventura. Tuvimos que dejar los coches en Múrua, más lejos de lo habitual por problemas de hielo en la carretera. Así que emprendimos la marcha pisando hielo y nieve. No dejaríamos de hacerlo en unos 17 kilómetros. Nada más dejar la nevada carretera, empezamos a disfrutar de un paraíso blanco, lleno de luz y energía.  La nieve cubría todo con cuidado. Los más madrugadores ya habían marcado una senda por la nieve. Todos buscábamos la huella de nuestro adelantado para encajar la bota y dosificar la energía. (Algunos dejábamos huellas más grandes que otros…) A los lados del camino un manto como de espuma se extendía formando caprichosas formas. Y el sol, presente, provocaba múltiples reflejos cristalinos en la nieve. Sacar fotos nos rompía algo el ritmo, pero era casi imposible no parar cada rato a fotografiar alguna forma, algún paisaje, una huella…

Hasta una hermosa pottoka nos encontramos (puedes pinchar sobre las fotos para verlas mejor). La pottoka es un caballo de pequeño tamaño Es un animal bien constituido, tiene medidas intermedias y proporcionadas, con cuerpo musculoso y fuerte. Tiene un carácter firme y en la actualidad está protegido. Fue un regalo verlo comiendo de las ramas más bajas de un árbol.

Tras una parada para reponer fuerzas que el frío hizo breve, enfrentamos la parte final de la subida. Tras salir de la zona boscosa, nos encontramos con la gran ascensión hasta la cruz metálica que ahora se veía diminuta. Una hilera de personas, peregrinaba hacia la cima. Algunos ya bajaban tras hollar cumbre. Este fue el momento más duro para mí. Una fuerte ventisca desde la derecha dificultó la visión. La nieve despegada del suelo por el viento, pinchaba en la cara y nos obligaba a girar el cuerpo a la izquierda. Nos subimos la braga del cuello para cubrirnos las caras y nos ajustamos los gorros. Seguir las huellas dibujadas en la nieve era una odisea. Las piernas desaparecían por debajo de la rodilla entre la nieve y te desequilibrabas como si estuvieras embriagado . Incluso pedí una pausa y un trago de agua ante un leve mareo. Como siempre, me sentí cuidado y seguro con mis amigos.

Y de lo que más me gusta de esta ascensión es la metáfora de la vida, con sus tramos difíciles y partes más duras, lo espiritual de ascender una montaña, el hacer balance del año, el pedir a la madre naturaleza ayuda para encontrar el camino y las fuerzas para continuar. El refuerzo del vínculo de la amistad, el compartir en el camino, el preguntar por el prójimo…

Y esta es otra forma de meditar. No solo se medita en quietud. El aficionado a la montaña, por ejemplo, medita caminando entre los árboles, respirando aire puro cargado de Prana, mirando hacia adentro en su esfuerzo, en su disciplina… Se puede meditar haciendo labores manuales como hacer punto, haciendo un puzzle o cantando desde el corazón… Más aún si realizamos dicha acción con plena conciencia y si nos conectamos con nuestra respiración.

Tras el último repecho en mejores condiciones, sin olvidar que seguíamos a -10º a las 13 horas, llegamos a la Cruz del Gorbea. Estaba blanca, helada y rodeada de más montañeros (mendizales), contentos por haber subido una vez más. Unos habían subido con esquís, otros con raquetas, otros con sus perros… Rápidamente, pues el frío en la cima era intenso, nos abrazamos y sacamos unas fotos.

Con tal cantidad de nieve, la bajada también fue dura, ya que nuestras rodillas sufrían los impactos al desconocer a qué altura estaba el suelo bajo la nieve. Por fin, ya pasadas las 15h, llegamos a los coches. Tras quitarnos la ropa mojada, fuimos a comer al 7, para terminar la jornada jugándonos un patxaran al mus.

En la cuadrilla bromeamos sobre la edad hasta la que lograremos subir juntos el Gorbea. Que si ya hemos comprado las bombonas de oxígeno, que hay que ir subiendo escaleras semanas antes de la cita… No lo sabemos, aunque estoy seguro que nos quedan muchos años.

Eskerrik asko Koldo, Gorka, Joseba y Romo, estas letras son para vosotros. Gracias por la magnífica desconexión, o mejor dicho, por la magnífica conexión con Gaia y por vuestra compañía. Urte Berri On!

Anuncios




Mantras cantados en clase: Har, Haray, Haree Wahe Guru (9)

29 12 2010

Har, Haray, Hari, Wahe Guru

 

Este es un Shakti Mantra + un Bhakti Mantra. Expresa las tres cualidades de la palabra Har (Infinidad Creativa): semilla, flujo y conclusión, hacia el Infinito.

Este Mantra puede llevarte a través de cualquier bloqueo en la vida.

Me encanta esta versión de Gurunam Singh. De hecho es el primer mantra que utilicé en la clase de yoga que di en el curso de formación a mis compañeros y formadores: http://www.youtube.com/watch?v=LLLINRHsd38





Comer frutas con el estómago vacío

28 12 2010
  • Escrito por el Dr.  Victor Javier Chávez Sánchez:
La fruta es el alimento perfecto, requiere una mínima cantidad de energía para ser digerida y le da lo máximo al cuerpo. Es el único alimento que hace trabajar al cerebro. La fruta es principalmente fructosa (que puede ser transformada con facilidad en glucosa). En la mayoría de las veces es 90-95% agua. Eso significa que está limpiando y alimentando al mismo tiempo.
El único problema con las frutas, es que la mayoría de las personas no sabemos cómo comerlas, ni la forma de permitir que nuestro cuerpo asimile efectivamente sus nutrientes. Se recomienda comer las frutas siempre con el estómago vacío. ¿Por qué? La razón es que las frutas en principio, no son digeridas en el estómago, son digeridas en el intestino delgado. Las frutas pasan rápidamente por el estómago y de ahí pasan al intestino, donde liberan sus azúcares. Más si hay carne, patatas o almidones en el estómago, las frutas quedan presas y comienzan a fermentar.
Si comes una fruta de postre tras una cena y pasas el resto de la noche con pesadez en el estómago y un desagradable sabor en la boca, es por no comer la fruta de la manera adecuada. Hay que comer las frutas, siempre con el estómago vacío.
No deben tomarse zumos envasados. ¿Por qué no? Porque la mayoría de las veces el zumo es calentado durante el proceso de producción y su estructura original se vuelve ácida; esto aparte de los conservantes.
Si quieres hacer una compra valiosa, compra una licuadora. Así podrás ingerir el zumo extraído con la licuadora como si fuese fruta, con el estómago vacío, eso sí. El zumo será digerido tan deprisa, que podrás comer algo quince o veinte minutos después.
El Dr. William Castillo, jefe de la famosa clínica cardiológica Framington de Massachussets, declaró que la fruta es el mejor alimento que podemos comer para protegernos contra las enfermedades del corazón. Dice que las frutas contienen bioflavonoides que evitan que la sangre se espese y obstruya las arterias. También fortalecen los vasos capilares, y los vasos capilares débiles, que casi siempre provocan sangrados internos y ataques cardiacos.
Ahora, una cosa final que me gustaría que siempre mantuvieses en tu mente sobre las frutas: ¿Cómo se debe comenzar el día? ¿Qué se debe comer en el desayuno? ¿Piensas que es una buena idea salir de la cama y llenar su sistema con una tremenda cantidad de alimentos (principalmente café y pan blanco con mantequilla) que le llevará el día entero digerirlo? Claro que no… Lo que usted requiere es algún alimento que sea de fácil digestión. El cuerpo puede absorber las frutas de inmediato y ayudan a limpiarlo. Al levantarte, durante el día, o cuando sea posible, come sólo frutas frescas y zumos hechos en el momento. Mantenga este esquema si es posible hasta por lo menos el medio día, diariamente. Cuanto más tiempo queden solo frutas en tu cuerpo, habrá una mayor oportunidad de ayudar a limpiarlo.
Si empiezas a cambiar los ‘hábitos’ con los que acostumbras a llenar tu cuerpo al iniciar el día, sentirás un nuevo torrente de vitalidad y energía tan intensa que no lo podrás creer. Inténtalo durante los próximos diez días y vélo por ti mismo.
Los chinos y los japoneses beben té caliente (de preferencia té verde) durante las comidas. Nunca agua helada o bebidas muy frías; Deberíamos adoptar este hábito. Los líquidos helados durante o después de las comidas, solidifican los componentes oleosos de los alimentos, retardando la digestión. Reaccionan con los ácidos digestivos y serán absorbidos por el intestino más rápido que los alimentos sólidos, dificultando el trabajo del intestino y endureciendo las grasas, que permanecerán por más tiempo en el intestino. Sé consciente del valor de un té caliente, o hasta agua caliente, después de una comida. Facilita la digestión y ablanda las grasas para ser expelidas más rápidamente, lo que también ayudará a adelgazar.





Una yóguica reflexión de Albert Einstein

20 12 2010
  • Hommme

Albert Einstein (Alemania 1879 – EEUU 1955), fue un físico de origen alemán, nacionalizado posteriormente suizo y estadounidense. Está considerado como el científico más importante del siglo XX, además de ser el más conocido.En 1915 presentó la teoría de la relatividad general, en la que reformuló por completo el concepto de gravedad. Una de las consecuencias fue el surgimiento del estudio científico del origen y evolución del Universo por la rama de la física denominada cosmología. En 1919, cuando las observaciones británicas de un eclipse solar confirmaron sus predicciones acerca de la curvatura de la luz, fue idolatrado por la prensa. Einstein se convirtió en un icono popular de la ciencia mundialmente famoso, un privilegio al alcance de muy pocos científicos.

Por sus explicaciones sobre el efecto fotoeléctrico y sus numerosas contribuciones a la física teórica, en 1921 obtuvo el Premio Nobel de Física y no por la Teoría de la Relatividad, pues el científico a quien se encomendó la tarea de evaluarla, no la entendió, y temieron correr el riesgo de que posteriormente se demostrase que fuese errónea. En esa época era aún considerada un tanto controvertida por parte de muchos científicos.

Einstein abogó en sus escritos por el pacifismo. Fue proclamado como el “personaje del siglo XX” y como el más preeminente científico por la revista Time.

“El Ser Humano es una parte del todo que nosotros llamamos “El Universo”, una parte limitada en el tiempo y el espacio. Se experimenta a si mismo, sus pensamientos y sentimientos, como algo separado del resto, un tipo de ilusión óptica de la Conciencia.

Esta ilusión es una prisión para nosotros, pues restringe nuestros deseos y afectos personales hacia las personas cercanas.

Nuestra tarea debe ser liberarnos de esta prisión ampliando el círculo de entendemiento y la confianza para abarcar a todas las criaturas vivientes y a la naturaleza completa en su esplendor.”

Albert Einstein